Ritual de protección del hogar

Ritual de protección del hogar con magia blanca gratis

El ritual de protección del hogar más efectivo es el ritual de la sal y el romero. Para la elaboración de este ritual magia blanca necesitaremos sal gorda pura sin refinar. Para adquirir este tipo de sal se recomienda hacerlo en una tienda que garantice la procedencia natural de la sal. Dependiendo de las habitaciones de la casa necesitaremos más o menos sal. Por ejemplo, para cada habitación se necesitaran cuatro puñados de sal gorda, uno para cada rincón de la habitación.

ritual de protección del hogar

También, serán necesarias dos o cuatro ramas de romero fresco. Podemos adquirirlo en herbolarios o tiendas ecológicas. El romero es un limpiador y protector natural que se ha utilizado siempre en la magia blanca protección. Es decir, actúa como protector contra energías negativas y personas indeseables. De hecho, es recomendable tener una maceta o planta de romero en nuestro hogar. De este modo, tendremos un potente bloqueador contra males de ojo y malas energías.

Si la planta se seca o se pone fea hay que tirarla y sustituirla por otra nueva. Ésto significa que la planta antigua se ha cargado de energía negativa y hay que sacarla de la casa y tirarla lejos. Para este ritual de protección del hogar es necesaria también una vela blanca cilíndrica de tamaño medio o grande. La vela actuará como limpiador también. 




Elaboración del ritual de protección del hogar

La elaboración del ritual de protección del hogar debe llevarse a cabo los primeros días del nuevo año, aunque también se puede realizar en cualquier momento del año cuando lo consideremos necesario, pero en este caso siempre debe ser lunes, ya que se inicia la semana ese día y simboliza el inicio de lo nuevo y la salida de lo malo. También es muy recomendable realizarlo en la noche de fin de año, ya que se concentra una poderosa energía de finalización del año viejo y la entrada del nuevo.

La vela la prenderemos en la habitación principal o donde pasemos más tiempo, por ejemplo el salón o el dormitorio. La dejaremos prendida con la ventana de esa habitación abierta, colocaremos en cada rincón de esa habitación un puñadito de sal gorda, de este modo el ritual de protección del hogar se intensifica. Del mismo modo colocaremos en cada una de las habitaciones de la casa un puñado de sal gorda en cada uno de sus rincones, dejando la ventanas de cada habitación abiertas. El hecho de abrir las ventanas es necesario para la salida de todo lo malo y la entrada de lo bueno. Este proceso es muy similar al de los rituales de protección contra enemigos.




Continuación en el ritual de protección del hogar

Después de colocar toda la sal por la casa, nos colocaremos en la habitación donde se encuentra la vela blanca encendida, allí con las ramas de romero en la mano, una en cada una o dos en cada una, depende de las ramas que utilicemos. Las agitaremos a modo de plumero mágico, como si limpiásemos el polvo imaginario de la habitación, recitaremos esta frase: “Con la sal y el romero yo elimino todo lo malo y atraigo lo bueno”, la repetimos tres veces en cada una de las habitaciones, empezando por la principal donde se encuentra la vela. tras terminar esta parte del ritual colocaremos las ramas junto a la vela y dejaremos que se termine la vela de consumir.

Cuando haya terminado cerraremos las ventanas y barreremos toda la sal introduciéndola en una bolsa de basura. Allí mismo introduciremos las ramas de romero y los restos de la vela consumida. Esa bolsa bien atada la tiraremos fuera de casa. Es recomendable poner una maceta de romero en la casa en cualquier habitación a modo de protección. este ritual de protección del hogar se recomienda realizarlo cada año, de este modo mantendremos nuestra casa limpia y protegida contra malas energías.